Single Blog Title

This is a single blog caption

El maestro que soñaba con las vanguardias

Poeta, filólogo, periodista, político, maestro. Son algunas de las facetas de Carles Salvador, a cuyo recuerdo la Academia Valenciana de la Lengua ha consagrado el año 2015. Durante su época de plenitud como creador, entre los años 20 y 30 del siglo XX, introdujo la semilla de la renovación en la poesía valenciana, acercándola aunque fuera tímidamente a las vanguardias europeas. Fue también uno de los autores que más contribuyó a la normativización del valenciano, difundiendo a través de estudios y obras de divulgación las normas de Castellón de 1932.

Nacido en Valencia en 1893, Carles Salvador cursó estudios para convertirse en maestro y entró en contacto con entidades valencianistas como ‘Valencia Nova’. Su poesía fue adquiriendo un tono patriótico y reivindicativo. Como él mismo explicaba en un texto publicado en ‘Taula de Lletres Valencianes’ en noviembre de 1930, «si no ningú llixquera els meus poemes, també els escriuria amb la mateixa fruïció d’ara. Els publique per exemplaritat propagandística, d’acció. Sóc un polític de la llengua».

 
Los poetas valencianos de las primeras décadas del siglo XX seguían aferrados a la lírica sentimental y paisajística que se había hecho tan común desde los tiempos de Teodor Llorente. Salvador, como recuerda el catedrático de Filología Ferran Carbó, tenía la vista puesta en Barcelona, y el descubrimiento de la poesía de Joan Salvat Papasseit fue toda una revelación. Este autor catalán estaba muy influido por los experimentos tipográficos de Apollinaire y por la estética futurista impulsada por Marinetti.

Carles Salvador rompe con la tradición ‘provinciana’ y asume estos planteamientos innovadores en libros como ‘Plàstic’ (1923), ‘Vermell en to major’ (1929) o ‘El bes als llavis’ (1934), un homenaje al poema ‘La Rosa als llavis’ de Salvat Papasseit.

 
Lo más característico de su poesía innovadora, según señala Vicent Gorgues Zamora,  son las anulaciones de la lógica, el gusto por imágenes inusuales, las referencias a estrellas y astros y a invenciones modernas como aviones o automóviles:

Un auto construeix la carretera
amb dos ulls sense palpebres.
Redola de muntanya a muntanya
l’autoaplaudiment de l’auto
i els renocs l’imiten només
vora el bassal
infecte
tot ple d’estrelles

CS_llegint019
En la elaboración de los poemas renuncia también a la estructura tradicional, creando espacios en blanco y distribuyendo los versos de forma irregular:

La nit se combra mostrant la joieria:
ulls,         monedes,         esquelles,
sobre l’horitzó marí sense veles.

Su poesía se hizo más tradicional en el periodo posterior a la Guerra Civil, con libros como ‘Nadal flor cordial’ (1943) o ‘El fang y l’esperit’ (1951). Siguió ejerciendo como maestro y divulgador de la gramática valenciana hasta su muerte en 1955.

Imágenes del autor por cortesía de la Fundación Carles Salvador. El texto incluye información extraída de ‘Literatura Valenciana’ de Vicent Gorgues i Zamora.

Visitas: 1.123