Single Blog Title

This is a single blog caption
'Algo se ha movido' antología poética

La poesía joven: más que redes sociales y superventas

ANA CASTRO
La poesía joven está que arde. Y está en todas partes. En las redes sociales, en los blog, en las librerías, en los bares, en las calles. Incluso, ha conseguido colarse en las listas de “los más vendidos”. Son muchos los integrantes de esta amalgama de jóvenes procedentes de aquí y allí, que comparten generación y contexto, y exploran su pasión a través de versos, poemas y libros pero que no siguen ningún canon y entre los que no hay una tendencia común.

A la pregunta de dónde están los poetas jóvenes en la actualidad, Juan Domingo Aguilar (Jaén, 1993), recién premiado con el XXXIII Premio de Poesía Villa de Peligros, responde tajantemente: “Aquí y ahora. Están preocupados por formarse tanto en nuestra tradición literaria como en las más recientes. Interesados en la actualidad y comprometidos con ella.” Junto al también poeta Jorge Villalobos (Málaga, 1995), ganador del Premio Andalucía de la Crítica 2018 a la mejor Ópera Prima y del prestigioso Premio Hiperión, ha coordinado la antología “Algo se ha movido”, que acaba de publicar Esdrújula Ediciones y reúne las voces de 25 de sus compañeros.

Presentación de Algo se ha movido

Jorge Villalobos y Juan Domingo Aguilar en la presentación de ‘Algo se ha movido’.


El proyecto que surgió entre un grupo de amigos ha tomado al fin la forma de un libro, como también lo han hecho los poemas que un día escribieron los antologados, todos ellos con un recorrido ya importante y en muchas ocasiones galardonados, pero sin perder “ese estilo fresco y diverso que imbuye a esta generación de jóvenes autores”, en palabras de Aguilar. Así, en las páginas de la antología encontramos los versos de Cristian Alcaraz, Ángelo Néstore, Beatriz Ros y Estefanía Cabello, entre otros. “Son 25 nuevas voces que demuestran, con creces, que algo se ha movido y se sigue moviendo. (…) Todos en tránsito hacia una obra interesante y rica, que poco a poco adquiere sus contornos”, tal y como recoge en el prólogo el célebre poeta y novelista Joaquín Pérez Azaústre (Córdoba, 1976).

Pero no solo la poesía joven vive un gran momento en Andalucía, sino que este florecimiento se extiende al territorio nacional en su totalidad. Aguilar explica: “Hay muchos autoras y autores de gran calidad y, sobre todo, con estilos muy eclécticos donde todas las líneas poéticas están representadas y conviven. Este hecho no solía ocurrir, ya que en general había una línea dominante. Ahora no. Es cierto que las redes han ayudado en la difusión y visibilización de este hecho, pero este nuevo panorama viene de mucho antes. También, y al hilo de las nuevas tecnologías, es verdad que hay una línea más mediática, que además es a la que más protagonismo se le está dando en los medios de comunicación, pero que en la práctica entre los jóvenes poetas no tiene apenas calado ni repercusión.”

Miembros del grupo poético ‘.Los bardos’


El grupo poético “Los Bardos” es una muestra más de ello. Afincado en Madrid, este colectivo está compuesto por Eric Sanabria, Conchy Gutiérrez Blesa, Alberto Guerra, María Agra-Fagúndez, Paula Bozalongo, Rebeca Garrido, Adalid Nievas, Andrea Toribio, Alberto Guirao, Débora Alcaide y Marina Casado. Tras la marcha de Paula Bozalongo y Adalid Nievas, se unieron Francisco Raposo, Andrés París y J.L Arnáiz. Son autores nacidos entre 1986 y 1995 y quedan aglutinados en torno a la antología “De viva voz” (Ediciones de la Torre, 2018).

En lo relativo al nexo común entre ellos y las interconexiones de su obra, Francisco Raposo comenta: “Ante todos somos un grupo de amigos a los que nos gusta (como a todos) ir a bares y hablar de lo humano y lo divino. No somos nada formales, nos reunimos cuando podemos y nos ponemos al día de nuestras vidas, recitamos y damos nuestra opinión sobre los textos de los otros. En cuanto a nuestras poéticas, en lo único que nos parecemos es en el trasfondo de inconformidad del sujeto en el mundo, cada uno revela el sentimiento de no encajar de una manera muy distinta a la de los otros.”

Diego Álvarez Miguel (derecha) junto a David Trashumante en la presentación en la librería Bartleby de Valencia del primer número en papel de Oculta Lit.


Asimismo, también hay que destacar la labor del poeta Diego Álvarez Miguel al frente de la revista cultural Oculta Lit, que descubre diariamente nuevos talentos poéticos publicando algunos de sus textos en su versión web y recopila en papel poemas de los poetas jóvenes más destacados, con una apuesta editorial cuidada y de calidad.

Todos ellos son jóvenes, pero no solo eso (o no es lo más importante). Escriben, publican, están en las redes, son agitadores culturales… Y constatan que son “los nuevos novísimos”, unos novísimos con solidez poética y calidad.

Visitas: 245