Single Blog Title

This is a single blog caption

Poética 2.0 convierte la Universidad Europea en un ‘plató’ para la poesía

De todos los géneros literarios, la poesía es tal vez la que mejor permite expresar lo inexpresable: los sentimientos y las emociones humanas. Al mismo tiempo conserva un aura de misterio —«Ni tú ni yo ni ningún poeta sabemos lo que es la poesía», llegó a decir una vez Federico García Lorca a Gerardo Diego— y ello permite que en cada lectura de unos versos surjan nuevas imágenes y significados.

En sus inicios, además, fue un arte oral. Disfrutar de un poema era una experiencia compartida, algo que un grupo de estudiantes de la Universidad Europea de Valencia pudo recuperar durante la reciente visita del equipo de Poética 2.0 a sus aulas.

Algunos de los alumnos y personal docente de la Universidad Europea que participaron en la actividad posan con parte del equipo de Poética 2.0.


La excusa era la celebración del día de San Valentín, así que la actividad se estructuró en torno a la capacidad de la poesía de representar todos los tipos de amor: arrebatado, suplicante, cortés, apasionado, o simplemente extinguido… Todo ello mostrado a través de diversos vídeos procedentes del archivo audiovisual de Poética 2.0 en los que actores y actrices interpretaban textos de Ausiàs March, Garcilaso, Lope de Vega, Federico García Lorca, María Beneyto o Vicent Andrés Estellés.

Durante la sesión se estableció un diálogo con los alumnos sobre los poemas y se realizó también una breve presentación explicando la importancia de la poesía como herramienta expresiva y de desarrollo personal.

Un momento del rodaje de Poética 2.0 en la Universidad Europea de Valencia.


La parte central de la actividad llegó cuando el equipo de Poética 2.0 montó un estudio de grabación en el aula. Estudiantes y profesores tuvieron la oportunidad de situarse ante la cámara para interpretar uno de los sonetos más famosos que Lope de Vega dedicó al amor. El vídeo resultante se montó y editó con los mismos estándares de calidad empleados en los que componen las distintas apps de Poética 2.0. Este fue el resultado:

 
Algunos estudiantes grabaron también poemas propios o de sus autores favoritos. Vicent Rubio recitó así su poema ‘Todo tiene una explicación’:

 
Otra alumna, Sophie Vigneron, interpretó ante la cámara su poema ‘Ella’:

 
Alejandro Costa recitó así su poema titulado ‘Como en una obra de Chejov’:

 
Y Malena Caballero escogió un poema de Jeffrey McDanield, ‘The Quiet World’:

 

Esta es la traducción al español del poema:

EL MUNDO EN SILENCIO

En un intento de hacer que la gente 
se mire más a los ojos,
y también para aplacar a los mudos,
el gobierno ha decidido
asignar a cada persona exactamente ciento
sesenta y siete palabras al día.

Cuando suena el teléfono, me lo pongo en la oreja
sin decir hola. En el restaurante
señalo la sopa de pollo con tallarines.
Me adapto bien a las nuevas formas.

Ya de noche, llamo a mi amante a larga distancia,
le digo orgulloso que sólo he usado cincuenta y nueve hoy.
Guardé el resto para ti.

Cuando no responde,
sé que ha gastado todas sus palabras,
de modo que susurro lentamente te quiero
treinta dos veces y un tercio.

Después, permanecemos en la línea
y nos escuchamos respirar el uno al otro.

Para todos, tuvieran o no experiencia previa como actores, fue una experiencia novedosa y positiva. Al final, este encuentro con los alumnos de la Universidad Europea sirvió para reafirmar por qué la poesía debe ocupar un lugar destacado en nuestras vidas. Y no sólo por una cuestión de mero placer estético, sino por su capacidad de despertar los sentidos, conectarnos con los demás y ayudarnos a sintetizar nuestras ideas. Porque más que un vehículo de expresión, la poesía es una forma de mirar y entender el mundo.

Visitas: 185