Single Blog Title

This is a single blog caption

Poética 2.0 presenta una colección ‘de fábula’


Su nueva antología audiovisual reúne algunas de las fábulas más conocidas de Iriarte y Samaniego interpretadas por grandes actores y actrices

La relación entre Félix María de Samaniego y Tomás de Iriarte daría para escribir una fábula. Amigos durante años, ambos fueron los maestros indiscutidos de este género literario en la España de la Ilustración. Pero una disputa sobre quién de los dos fue el primero en publicar las suyas acabaría por convertirles en enemigos irreconciliables.

Casi tres siglos después, Poética 2.0 les ha vuelto a unir en una antología audiovisual única que recopila algunas de sus fábulas más conocidas en la interpretación de grandes actores y actrices. Son clásicos que todo el mundo recuerda: el burro flautista, los dos conejos, la cigarra y la hormiga, la zorra y las uvas… presentados en un formato novedoso, pensado para su utilización en clases de Lengua y Literatura y también para compartirlas en casa con los más pequeños. Como todas las apps de Poética 2.0, se puede disfrutar en cualquier dispositivo con conexión a internet.

 
Las fábulas, con su combinación de relato en verso o prosa y moraleja didáctica, han existido desde hace más de 2.000 años. Sus protagonistas suelen ser animales u objetos inanimados que hablan y se comportan como humanos, con todos sus vicios y sus virtudes. Los primeros ejemplos se han encontrado en tablillas de arcilla de Mesopotamia, aunque tal vez el fabulista más famoso de la Antigüedad sea el griego Esopo.

A pesar de que ninguno de sus escritos ha sobrevivido, un gran número de relatos y proverbios atribuidos a este ex esclavo se transmitieron por vía oral durante varios siglos e influyeron en la obra de autores como el francés Jean de la Fontaine, quien a su vez fue admirado por Samaniego e Iriarte, que no fueron los primeros en escribir fábulas en España aunque sí las popularizaron como nadie antes.

 
Félix María de Samaniego (1745-1801) se pudo permitir sus estudios gracias al patrimonio de su familia, de ascendencia noble. A lo largo de su carrera literaria tuvo ciertos encontronazos con la Inquisición debido a algunos cuentos de tono erótico o anticlerical, aunque sus influyentes amistades le evitaron cualquier condena. Sus fábulas, publicadas por primera vez en Valencia en 1781, destacaron por su carácter didáctico y las críticas sutiles contra personajes de la época o costumbres sociales.

Por su parte, Tomás de Iriarte (1750-1791) nació en el seno de una familia aristocrática con tradición intelectual. En sus inicios se dedicó a la traducción de obras de teatro francés u también probó suerte vertiendo al español el Arte Poética de Horacio. Y aunque consiguió cierto éxito como dramaturgo, es conocido sobre todo por su colección de fábulas, editadas en 1782. El hecho que se publicaran un año después que las de Samaniego no le impidió afirmar en el prólogo: “No quiero preocupar el juicio de los lectores acerca del mérito de [estas fábulas]; sí sólo prevenir a los menos versados en nuestra erudición que ésta es la primera colección de fábulas enteramente originales que se ha publicado en castellano”.

 
A Samaniego, como es fácil suponer, no le hizo ninguna gracia la proclamación de Iriarte. Y ahí empezó uno de los enfrentamientos más legendarios de la literatura española. El primer salvo fue cuando Samaniego editó —por supuesto, de forma anónima— un folleto satírico titulado Observaciones sobre las fábulas literarias originales de D. Tomás de Iriarte en el mismo año 1782, al que añadió después una parodia de su poema La música.

El canario Iriarte dedicó varios poemas de su Colección de obras en verso y prosa (1787) a criticar a los vizcaínos. Una composición titulada, precisamente, A un vizcaíno citaba sin nombrarlo a Samaniego —nacido en Laguardia, en la provincia de Álava— al que calificaba de ‘pollino’. Iriarte llegó al extremo de llevar ante la Inquisición un folleto escrito por Samaniego titulado ¿Qué se debe a España?, que había levantado cierta polémica. Se le abrió expediente, pero finalmente el caso fue sobreseído.

Más allá de estas rencillas, ambos dejaron una obra notable que ahora forma también parte de la colección multimedia de Poética 2.0. Esta empresa con sede en Valencia tiene más de 8 años de experiencia en la creación de contenidos visuales e interactivos relacionados con la poesía y la literatura.

 
En sus antologías, que pueden verse en dispositivos como móviles o tablets y ordenadores, actores y actrices de primera fila interpretan en vídeo poemas de autores clásicos y contemporáneos, y también los propios poetas recitan sus versos.

Hasta la fecha, Poética 2.0 ha publicado 13 de estas antologías: Poesía Española desde la Edad Media hasta el siglo XIX, que abarca desde los romances anónimos a las Rimas de Bécquer; Poesía Contemporánea, con autores como Antonio Gamoneda, Ana Rossetti, José Manuel Caballero Bonald o Luis Antonio de Villena recitando sus versos; Poesía Valenciana, que va desde Ausiàs March hasta poetas más recientes como Joan Navarro o Teresa Pascual; y Poesía Balear, dedicada a los autores de las islas Baleares desde principios del siglo XX.

Además, cuenta con monográficos centrados en figuras como Gustavo Adolfo Bécquer, Federico García Lorca, María Beneyto, Vicent Andrés Estellés, Joan Fuster y Santa Teresa.

Se trata de una iniciativa especialmente atractiva para docentes de Primaria y Secundaria, así como para el profesorado universitario y los estudiantes de español como segunda lengua. Para los aficionados a la poesía ofrece otra manera de disfrutar de sus poemas favoritos y para quien quiera descubrirla, es la mejor puerta de entrada para apreciar todo lo que puede aportarle.

Visitas: 376